loading...

¿Una Cura Para Los Ataques De Pánico?

 

ataques de panico y como prevenirlos

¿Existe en verdad una cura para los ataques de pánico?

Los ataques de pánico, también conocidos como ataques de ansiedad, son episodios de un intenso miedo en los que la víctima siente que está perdiendo el control. Además de una respiración exacerbada, náuseas y extremo miedo, la persona que atraviesa un ataque de pánico usualmente piensa que está a punto de morir. Incluso aún después de que el ataque de pánico haya terminado, la víctima es atormentada por su recuerdo, y su funcionamiento normal puede llegar a ser alterado, con vanos intentos de evitar tener otros episodios.

Pero este abordaje, sin embargo, tiene sus fallas. Es importante que si usted sufre de ataques de pánico, busque un tratamiento antes de desarrollar un trastorno de pánico. Pese a que los ataques de pánico a menudo ocurren sin advertencia, hay muy poca planificación que pueda utilizar para evitarlos. Dicho esto, no deberá desalentarse, ya que existen varias alternativas que le permitirán combatir efectivamente los ataques de pánico.

que ocurre ante un ataque de panico
que ocurre ante un ataque de panico

Tal y como en el tratamiento de varios trastornos de ansiedad, la cura para los ataques de pánico también toma la forma de terapias conductuales. Entre éstas está la terapia cognitivo conductual, que ha mostrado ser la más efectiva cura para los ataques de pánico, ya que se enfoca sobre los patrones de conducta y pensamiento que disparan los ataques de pánico. Como parte de la terapia cognitivo conductual, se pide al paciente que atienda a los disparadores de una manera realista. Por ejemplo, si una persona experimenta ataques de pánico cuando vuela, se le pedirá considerar objetivamente qué es lo que podría salir mal durante un vuelo, intentando demostrarle al paciente que su miedo es irracional.

Del mismo modo, la terapia de exposición, que es el segundo tipo de terapia conductual utilizada para contrarrestar los ataques de pánico, expone al paciente a sus miedos en un ambiente controlado, lo que le da la oportunidad de lidiar con el pánico en un ambiente seguro. Con más exposiciones a los disparadores del ataque de pánico, se espera que el paciente obtendrá el coraje suficiente y la resistencia para ver sus miedos de una manera más realista.

Tanto la terapia cognitivo conductual como la terapia de exposición pueden ser acompañadas por medicación, que debería ser rara vez usada, ya que la medicación no aborda el núcleo del problema en los disparadores de los ataques de pánico.

Los tipos de medicaciones recetadas generalmente son antidepresivos y benzodiacepinas. Sin embargo, ambos deberían ser usados con el extrema precaución. Mientras que los antidepresivos pueden necesitar algunas semanas antes de mostrar señales de mejoras superficiales, las benzodiacepinas actúan muy rápido y pueden proveer alivio en menos de 30 minutos. Por eso, el atractivo de tomar benzodiacepina es muy fuerte durante los comienzos de los ataques de pánico. Quede advertido de que las benzodiacepina tienen una gran naturaleza adictiva, y que pueden causar serios síntomas de abstinencia también.

Todo Lo Que Quiso Saber Sobre Tratamientos Para Trastornos De Ansiedad

Sintomas y causas de los <a href='https://www.escueladesaludnatural.com/tag/ataques-de-panico/' target='_blank' rel='nofollow' title='ataques de pánico'>ataques de pánico</a>Vivir en constante temor y en perpetua preocupación no es un asunto gracioso. Sin importar el trastorno de ansiedad que uno sufre, es importante que se solicite ayuda profesional para recuperar el control sobre la propia vida. El tratamiento de trastornos de ansiedad puede tomar muchas formas, y puede ser muy exitoso en ayudar a las personas a superar y a combatir su ansiedad.

Como existen distintas clases de trastornos de ansiedad, el tratamiento para cada uno variará de un paciente al siguiente. Sin embargo, en general, los tres abordajes principales que los profesionales médicos prescriben como parte de un plan de tratamiento para trastornos de ansiedad son la medicación, terapia conductual, o una combinación entre ambas.

Entre las terapias conductuales utilizadas, dos de las más comunes son la terapia cognitivo conductual (TCC) y la terapia de exposición. Y, como lo implica su nombre, la terapia cognitivo conductual se concentra en los pensamientos de una persona, por ejemplo sus pensamientos así como sus comportamientos, y busca ayudar al paciente a identificar y combatir los patrones de pensamiento negativos y los pensamientos irracionales que disparan y aumentan la ansiedad.

Mientras tanto, la terapia de exposición coloca a quien sufre bajo el reflector, exponiéndolo directamente a su temor en un ambiente controlado y seguro. Con exposiciones repetidas e incrementadas a su temor, se espera que el paciente pueda ganar control sobre sus sensaciones, para darse cuenta de que el pánico que sienten es irracional, ya que lo que le causa temor no le causará (al menos poco) daño. Aunque la TCC y la terapia de exposición han hecho milagros para la mayoría de los pacientes, se debería observar que las terapias conductuales requieren de tiempo y paciencia, ya que pueden llevar de seis a doce semanas en mostrar mejoras sustanciales.

Por eso, algunos pacientes podrían inclinarse más por tomar píldoras. Esto, sin embargo, no siempre será lo mejor, ya que la medicación para el tratamiento de trastornos de ansiedad puede conformar hábitos y también puede tener muchos efectos secundarios. Entre las medicaciones más comunes y usadas para tratar los pacientes con trastornos de ansiedad están los antidepresivos y las benzodiacepinas. Sin embargo, la dosis exacta de la medicación será proporcional al tipo de trastorno de ansiedad que la persona exige.

ataques de panico y como curarloPor ejemplo, aquellos que sufren de una fobia media quizás sólo necesitan tomar su medicación antes de un evento que dispare ataques de pánico, tal y como antes de hablar ante el público. Contrariamente, las personas que sufren trastornos de ansiedad más severos tales como trastorno obsesivo compulsivo, pueden necesitar tomar medicación de manera regular por un período extendido de tiempo. La investigación muestra que la medicación por su cuenta no siempre es exitosa, y que se alcanzan los mejores resultados posibles cuando la medicación es acompañada por terapia conductual.

Dicho esto, hay muchas técnicas de la auto ayuda que se pueden usar como parte de un plan de tratamiento para trastornos de ansiedad. Incluso entre estas se encuentra el ejercicio regular.

 

Artículos que te Pueden Interesar:

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here