loading...

Las Heridas

 

DEFINICIÓN LAS HERIDAS

Discontinuidad  de  la  piel.  Al  romperse  la  misma,  su  capacidad protectora disminuye y se incrementa el riesgo de  infección.

TIPOS DE HERIDAS

Atendiendo  al  mecanismo  u  objeto  que  las  produce,  se  pueden clasificar del siguiente modo:

a) Heridas Incisas: los objetos que las producen tienen filo.

Bordes regulares limpios.

Sangran mucho.

Poco profundas.

Se infectan poco.

 

b) Heridas Punzantes: causadas por objetos con punta.

Son pequeñas y profundas.

Sangran poco.

Se infectan mucho.

c) Heridas Contusas: producidas por golpes de objetos que no tienen ni punta ni filo (puñetazo, martillazo…).

De bordes y sangrado irregular.

Se suelen infectar y complicar.

SÍNTOMAS

Dolor: sobre todo en las sufridas en cara y manos.

Hemorragia: arterial, venosa o capilar por destrucción de los vasos sanguíneos.

Separación de los bordes de la piel afectada.

Las heridas y sus <a href='https://www.escueladesaludnatural.com/tag/primeros-auxilios/' target='_blank' rel='nofollow' title='<a href='https://www.escueladesaludnatural.com/tag/primeros-auxilios/' target='_blank' rel='nofollow' title='primeros auxilios' srcset=primeros auxilios‘>primeros auxilios</a>” width=”650″ height=”433″ />

 

FACTORES DE GRAVEDAD

♦  Extensión: a mayor extensión, mayor gravedad.

♦  Profundidad: más graves cuanto más profundas sean.

♦  Localización: las más graves suelen ser las localizadas en manos,
orificios naturales, tórax, abdomen y articulaciones.

♦  Suciedad: la presencia de cuerpos extraños y suciedad hacen más
graves las heridas.

ACTUACIÓN

Preparar gasas, antiséptico, tiritas, guantes, desinfectar pinzas y tijeras (limpiándolas con una gasa empapada en alcohol y luego sécándola  con  otra  estéril),  etc.,  todo  sobre  una  superficie limpia.

Lavado  de  manos  con  agua  y jabón.aplicar anticepticos a las heridas por un profesional

Ponerse guantes desechables. Descubrir  la  herida:  recortar pelo, cabello, etc.

Lavarla con abundante agua y jabón o con un antiséptico.

Limpiarla con gasas estériles desde el centro hacia la periferia.

Limpieza de las heridas

Si se observan cuerpos extraños sueltos (tierra, piedrecillas, etc.),  retirarlos  realizando   un   lavado   a   chorro   con   suero fisiológico para arrastrarlos y/o con la ayuda de gasas estériles o pinzas. Si están incrustados no retirarlos.

Secar la herida adecuadamente con unas gasas desde el centro de la misma hacia la periferia.

Aplicar un antiséptico tipo povidona yodada.limpieza de las heridas

Cubrir la herida con un apósito estéril: usar  las pinzas y nunca aplicar la gasa sobre la herida por la cara con la que se contacta para sujetarla.

Fijar el apósito con esparadrapo o vendas.

Si el apósito se empapa de sangre, colocar otro encima sin retirar el primero.

Ante cualquier herida que no sea eminentemente superficial, tras limpiarla y cubrirla con un apósito estéril, se debe trasladar al herido a un centro asistencial: podría requerirse sutura.

Siempre al finalizar, tras quitarse los guantes, es imprescindible lavarse las manos.

En caso de Heridas NO se debe:

Manipularlas, a no ser que sean superficiales.

Limpiarlas con algodón, pañuelos o servilletas de papel:
desprenden   hebras   y   pelusa   que   pueden   provocar
infecciones.

Utilizar alcohol o lejía: queman la zona de la herida.

Emplear pomadas o polvos con antibióticos: pueden dar lugar a alergias.

Utilizar  antisépticos  colorantes:  violeta  de  genciana, mercurocromo.

Extraer cuerpos extraños enclavados, cualquiera que sea su localización.

Manipularlas con las manos sucias o ponerla en contacto
con objetos (trapos, vendas, etc.) en un estado higiénico
inadecuado.

HERIDAS ESPECIALES

Consideraremos   como   tales   las   amputaciones   traumáticas,   las
heridas perforantes en el tórax y las heridas perforantes en el
abdomen. Todas ellas son heridas muy graves, por lo que el traslado
al hospital, tras las actuaciones que a continuación se especifican, es
urgente.

En todas ellas es imprescindible:

Llevar a cabo la Evaluación Primaria y actuar en consecuencia. Evaluación secundaria.

Tener  presente  que  no  se  deben  extraer  cuerpos  extraños enclavados.

Cubrir  la  zona  con  material  estéril  o  lo  más  limpio  posible, húmedo y de mayor tamaño que la herida.

Trasladar   al   accidentado   al   hospital   de   forma   urgente, controlando signos vitales (consciencia, respiración, circulación, etc.).

Amputaciones Traumáticas

Implican importante pérdida de sangre.

Actuación:

Cohibir la hemorragia (presión directa, elevación del miembro, compresión de la arteria correspondiente, e incluso torniquete si estimamos  que  existe  riesgo  de  muerte).

Controlar constantes vitales.

Respecto al miembro amputado, es necesario lavarlo con suero fisiológico,  cubrirlo  con  gasas  estériles  humedecidas  con  el suero,  introducirlo  en  una  bolsa  de  plástico  y  cerrarla,  y finalmente introducir dicha bolsa en otra que tenga hielo y un poco de agua.

Trasladar lo antes posible al herido y el miembro amputado, conjuntamente a ser posible, a un centro hospitalario.

Heridas perforantes del Tórax

heridas perforantes en el torax y los <a href='https://www.escueladesaludnatural.com/tag/primeros-auxilios/' target='_blank' rel='nofollow' title='primeros auxilios' srcset=primeros auxilios” width=”267″ height=”126″ />

Estas heridas pueden poner en peligro la vida del paciente si llega a romperse la pleura y entrar aire en el interior del tórax, lo que impide la respiración.

Síntomas:

Dolor intenso en la herida que aumenta al respirar.

Dificultad respiratoria acusada: el herido siente que se ahoga.

Parece que el paciente “respira” por la herida: salida de sangre mezclada con aire, espumosa.

Se oye una especie de silbido en la herida.

Salida de sangre por la boca con golpes de tos.

Actuación: “Taponamiento parcial oclusivo”.

 

Tapar la herida con una gasa.

Colocar encima un trozo de plástico o papel de aluminio (que actúa  como  apósito  impermeable)  y  fijarlo  con  esparadrapo, celofán, etc. por todos los extremos menos por uno. Este pequeño hueco hará de válvula que permita la salida del aire que entró e impidiendo nuevas entradas de aire.

Aflojar las ropas que opriman.
Vigilar las constantes vitales.

Si hay un cuerpo extraño enclavado: NO extraerlo.

Colocar  al  herido  en  posición  semi-sentado  para  facilitar  su respiración.

Heridas perforantes del Abdomen

Estas heridas pueden provocar shock por hemorragias importantes externas e internas, perforación del tubo digestivo y salida de asas intestinales al exterior.

Actuación:

Cubrir la herida y cohibir la hemorragia con apósitos.

Si hay salida de intestinos, cubrir con gasas o paño humedecido sin   presionar   ni  manipular:   no   se   debe   NUNCA   intentar reintroducirlos.

JAMÁS extraer cuerpos enclavados.

NO   dar   de   comer,   beber   o   suministrar   medicamentos   al accidentado.

Colocarlo tumbado boca arriba con las piernas flexionadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here