loading...

¿Qué Puedo Esperar De Una Limpieza Hepática?

Una Vida Libre de Enfermedades

Las enfermedades no forman parte del diseño corporal. Los síntomas
de enfermedad simplemente indican que el cuerpo esta intentando

prevenir un daño severo o incluso una situación que ponga en riesgo la
vida. Nos enfermamos cuando nuestro sistema inmunológico es reprimido
o sobrecargado con desechos tóxicos. En el momento en que la congestión
llega a su clímax, el cuerpo intenta eliminarla mediante diversas formas.
Sus métodos de autodefensa y limpieza regularmente requieren de fiebres,
infecciones, inflamaciones, úlceras y dolor. En los casos más serios, el
cáncer y la acumulación de placa dentro de las paredes arteriales ayudan a
prevenir el fallecimiento inminente.16 La mayoría de los tipos de
“sofocación” interna son precedidos o acompañados por un bloqueo de los
conductos biliares en el hígado. Cuando el hígado, el principal centro de
desintoxicación y fábrica del cuerpo, se congestiona con cálculos biliares,
el resultado probable son las enfermedades.

Al limpiar los conductos biliares en el hígado de toda obstrucción y al
mantener una dieta y estilo de vida balanceados, el cuerpo regresa de
manera natural a un estado de equilibrio (homeostasis). Este estado de
equilibrio es lo que generalmente se conoce como “buena salud”. El viejo
refrán que reza que “la prevención es mejor que la curación” se aplica
muy apropiadamente al hígado. Si el hígado se mantiene libre de cálculos,
será muy difícil el alterar este estado de equilibrio. El tener un hígado
limpio, significa básicamente el tener un buen estado de salud.

Las compañías aseguradoras y sus clientes se verían grandemente
beneficiados en diversas maneras como resultado de la limpieza hepática.
Estas compañías podrían reducir considerablemente sus primas y
desembolsos mientras la población asegurada disfruta de mejor salud,
menos días de incapacidad y el escape al miedo y el dolor que regularmente acompañan a las enfermedades. Las viejas generaciones ya
no serían consideradas una carga, ya que podrían cuidarse a si mismas más
y más y no menos y menos.

Los costos relacionados con la salud podrían
reducirse dramáticamente, lo que a su vez pudiera convertirse en la única
manera de asegurar el continuo progreso y prosperidad en países como los
Estados Unidos y el Reino Unido. Si la actual tendencia de incrementos en
los gastos relacionados con la salud continua creciendo en los Estados
Unidos, como ha sucedido recientemente, las grandes corporaciones
probablemente lleguen a la bancarrota. En el año 2001, el costo de la salud
en los Estados Unidos excedió la marca del trillón de dólares.

La buena salud no puede medirse en la cantidad de dinero que se gasta
en tratar los síntomas de las enfermedades. El tratar los síntomas de una
enfermedad requiere, inevitablemente, de mayores tratamientos porque los
orígenes de la enfermedad se desconocen y pudieran agravarse si no se
atienden. Para tratar a los síntomas de manera “exitosa”, lo que implica el
reprimir el esfuerzo del cuerpo por curarse, se necesita ingerir potentes
drogas, o someterse a radiaciones o cirugía. Todas estas formas de
intervención médica tienen severos efectos secundarios, los cuales a su
vez, se convierten en la causa de nuevas enfermedades que requieren de
nuevos tratamientos.

Este enfoque de arreglos rápidos y represión de
síntomas de las enfermedades son la principal causa de enfermedades
crónicas, y por supuesto, de crecientes costos de salud. En comparación,
es relativamente barato el (realmente) curar enfermedades y prevenir
nuevos padecimientos. El cuidado convencional de la salud se esta
volviendo cada vez más oneroso para la mayoría de la gente en el mundo,
y probablemente se vuelva un raro privilegio para unos pocos en el futuro.

Si la limpieza hepática fuera prescrita por los médicos en los Estados
Unidos, incluso solamente a aquellos pacientes con enfermedades de la
vesícula, se ayudaría a los 20 millones de pacientes a vivir una vida
cómoda y normal, eliminando o previniendo otras numerosas
enfermedades.

La limpieza hepática hace mucho más que simplemente restaurar las funciones propias de la vesícula y el hígado, ayuda a que la gente tome un activo control de su salud por el resto de sus vidas. El suscribir una póliza de seguro en contra de la enfermedad no puede garantizar una vida libre de enfermedades. La buena salud se desarrolla de manera natural cuando usted mantiene su cuerpo libre de cálculos biliares y otros depósitos de desecho tóxico, así como cumple con los más básicos requerimientos para mantener su juventud y vitalidad a lo largo de la vida.

Mejora en la Digestión, la Energía y la Vitalidad

El significado de ‘buena digestión’ comprende tres procesos básicos en
el cuerpo:

1. La comida que consumimos se reduce a sus componentes nutricionales.
2. Los nutrientes se absorben, se distribuyen a las células y se metabolizan eficientemente.
3. Los productos de desecho resultantes de la reducción y uso de la
comida son completamente eliminados a través de los sistemas y órganos
secretores.

El cuerpo requiere de buena digestión para garantizar la rotación
continua y eficiente de sus 60-100 trillones de células. Para mantener el
estado de homeostasis, el cuerpo necesita crear 30 billones de nuevas
células para reemplazar a un mismo número de células viejas, desgastadas
o dañinas.

Si esto ocurre sin contratiempos, diaria y anualmente, las
nuevas generaciones de células serán tan efectivas y saludables como las
anteriores. Si incluso ciertas células, como las del cerebro o corazón, no
pueden ser reemplazadas (teoría que esta a punto de convertirse en
obsoleta), sus componentes -átomos de carbono, oxígeno, hidrógeno y
nitrógeno, sin embargo, se renuevan constantemente.

La rotación natural de las células o átomos, sin embargo, no es
completa o eficiente en la mayoría de la gente que vive en un mundo de
rapidez y que tiene poco tiempo para un estilo de vida saludable y una
dieta balanceada. Hoy, las personas no son saludables porque comen
comida no saludable.

En contraste, una dieta enriquecedora consiste de
comidas naturales y no contaminadas y agua fresca y limpia. Solo unas
pocas sociedades que viven en áreas remotas y recluidas, como las
montañas en la región de Abcasia en el sur de Rusia, los Himalayas en la
India, el Tibet y China, los Andes en América del Sur, o la parte norte de
México, han logrado mantener su juventud y salud en todos los rangos de
edad. Su dieta consiste solamente de comidas puras y frescas. Pero usted
no necesita vivir en remotas áreas del mundo para estar saludable. De
hecho, el tener vasos capilares limpios a la edad de 100 años o más es muy
normal.

Al limpiar al cuerpo y darle el mejor tratamiento posible todos podemos aumentar nuestra calidad de vida a un alto nivel de energía y vitalidad, lo cual es el estado natural de salud que todo ser humano merece. Un sistema digestivo que funciona correctamente y un hígado libre de cálculos biliares proveen las condiciones principales a través de las cuales, el cuerpo puede regular la armoniosa rotación de células sin acumular toxinas. Este es el mejor antídoto contra la vejez y la enfermedad que cualquier persona puede tener.

La arteria abierta de una mujer norteamericana de 100 años de edad.

Libertad del Dolor

El dolor es la señal que el cuerpo utiliza para identificar y corregir
ciertos problemas o el mal funcionamiento de algún órgano. El dolor no es
una enfermedad en sí, pero es la señal de una respuesta inmunológica a
una situación anormal. Cuando el dolor desaparece de manera natural, sin
el uso de medicamentos para el dolor, el cuerpo muestra que ha regresado
a su estado de equilibrio. El dolor crónico indica que la respuesta
inmunológica no es suficiente y que el problema aun no se ha removido.

El limpiar al hígado y la vesícula de todo cálculo biliar puede ayudar a
reducir y eliminar al dolor del cuerpo, sin importar que se haya sentido en
las articulaciones, la cabeza, los nervios, músculos u órganos. El cuerpo es
tan saludable como su sangre y su linfa. Si la sangre y la linfa contienen
grandes cantidades de toxinas, cual es el caso de un hígado congestionado, puede haber irritación, inflamación e infección, o daño celular o de tejidos en las partes más débiles del cuerpo. Si las funciones digestivas, metabólicas y de desecho de material tóxico se ven inhibidas debido a un pobre desempeño hepático, el sistema inmunológico sanguíneo no puede realizar su labor de curación en el cuerpo.

La respuesta de curación se basa en un sistema inmunológico eficiente,
cuya mayor parte se encuentra localizada en el tracto intestinal. El hígado,
principal órgano controlador de la digestión y metabolismo de la comida,
debe estar libre de toda obstrucción (cálculos biliares) para poder prevenir
una sobrecarga del sistema inmunológico. Si la inmunidad es reducida en
los intestinos, también lo será en otras partes del cuerpo. El alivio del
dolor es automático cuando la congestión se reduce y el sistema
inmunológico regresa a su poder y eficiencia total. El dolor no es algo que
requiera tratamiento, a menos de que sea insoportable. Debido a que el
dolor crónico es causado por una congestión crónica, el hígado, los
intestinos, los riñones y el sistema linfático deben limpiarse antes de
intentar tratar al dolor. En casi todos los casos, esto alivia el dolor y
restaura la buena salud y las funciones inmunológicas propias.

Un Cuerpo Más Flexible

La flexibilidad física es una medida de que tan bien alimentados se
encuentran los órganos, articulaciones, músculos, tejidos conectivos y
células por la comida que ingerimos, el agua que bebemos y el aire que
respiramos. Los procesos metabólicos y digestivos que hacen que estos
elementos estén disponibles para las células necesitan estar en óptimas
condiciones para que la salud sea una realidad que perdure. La rigidez en
las articulaciones y los músculos indica la presencia de desecho
metabólico ácido en estas partes del cuerpo a consecuencia de la mala
digestión y eliminación.

Cualquier persona que practique yoga, la gimnasia o cualquier otra
forma de ejercicio y lleve a cabo una o más limpiezas hepáticas detecta un
incremento en la flexibilidad de la espina dorsal, las articulaciones y los
músculos. Los depósitos de sales minerales en el área del cuello y los
hombros comienzan a disminuir y los dolores y la rigidez desaparecen. El
cuerpo entero se siente más ‘conectado’, debido a que los tejidos
conectivos que mantienen reunidas a las células nuevamente recuperan su
fluidez.

Un río de agua pura y limpia fluye con más facilidad y menor fricción
que un río que se ha engrosado con una gran cantidad de basura y lodo.
Una de las funciones más importantes del hígado es el mantener la sangre
delgada para que pueda distribuir nutrientes a las células, recolectar los
materiales de desecho y lograr que aquellas hormonas mensajeras lleguen
a su destino a tiempo. La sangre gruesa es el común denominador de la
mayoría de los malestares del cuerpo y puede ser reconocida por la falta
de flexibilidad en ciertas partes del cuerpo, entre otros síntomas.

Si la espina dorsal y las articulaciones están en un permanente estado de rigidez y dolor, esto indica que la mayoría de los órganos internos están sufriendo de problemas circulatorios. La circulación sanguínea se mejora considerablemente cuando los cálculos biliares dejan de congestionar al
hígado. Esto lleva a una mayor flexibilidad y movilidad del cuerpo. Un
programa de ejercicio bueno y regular ayuda a mantener y continuar la
recién encontrada flexibilidad.

Un cuerpo flexible también sugiere una mentalidad abierta y adaptable.
Al contrario, un cuerpo rígido, es señal de una mente rígida y temerosa. A
medida que el cuerpo es proveído de sangre más delgada y las estructuras
endurecidas comienzan nuevamente a suavizarse, la actitud mental
también se vuelve más expansiva y complaciente. Esto aumenta nuestra
habilidad para fluir con las oportunidades de la vida en el momento actual,
agregando gran alegría y satisfacción a todos y cada uno de los días.

Detener El Proceso De Envejecimiento

El envejecimiento se considera un fenómeno inevitable que atacará a
todas las personas en un momento u otro. Sin embargo, este punto de vista
se aplica solamente a sus consecuencias ‘negativas’. El envejecimiento
también puede verse como un proceso de crecimiento que hace que la vida
sea más rica, que incrementa la sabiduría y amplía la experiencia y la
madurez, activos que rara vez se encuentran en la juventud. El aspecto
negativo del proceso de envejecimiento, con el cual la mayoría de la
población se identifica, es un desorden metabólico que se desarrolla
gradualmente a lo largo del tiempo.

Los efectos no deseados del envejecimiento son el resultado de un mal
funcionamiento a nivel celular. Cuando las células del cuerpo no pueden
deshacerse de sus desechos metabólicos diarios de manera rápida, algunos
de ellos se depositan en las membranas celulares. De hecho, las
membranas celulares se convierten en ‘botes de basura’ celulares. Las células no pueden deshacerse ellas mismas de sus desperdicios debido a
que el tejido conectivo circundante también se encuentra congestionado
con otros materiales de desecho (a consecuencia del bloqueo linfático).

Con el tiempo, esta ineficiente operación de eliminación se vuelve más
pronunciada y aparente. La basura retenida gradualmente bloquea el
suministro de oxígeno, nutrientes y agua de las células, incrementando el
grosor de las membranas. Las membranas celulares de un recién nacido
son muy delgadas, casi incoloras y transparentes. Hoy, la persona
promedio de 70 años de edad tiene membranas celulares que son por lo
menos cinco veces mas gruesas que aquéllas encontradas en el cuerpo de
un bebé; el color de las membranas es, por lo general, café, y en algunos
casos, hasta negro. Este proceso degenerativo celular es a lo que
generalmente le llamamos ‘envejecimiento’.

Incluso durante el envejecimiento, todas las células en el cuerpo son
reemplazadas de manera rutinaria con nuevas células. Sin embargo, las
nuevas células no se encuentran en mejor estado que aquéllas que
reemplazan. Los tejidos afectados o grupos de células se han debilitado y
sufren de desnutrición, dando a las nuevas células un pobre nacimiento.
En consecuencia, y no después de mucho tiempo, también las membranas
de las nuevas células se congestionan. Ni siquiera tuvieron la oportunidad
de desarrollarse como células jóvenes y saludables. A medida que más y
más células y los tejidos conectivos circundantes se saturan de sustancias
tóxicas, órganos completos en el cuerpo también comienzan a deteriorarse
y envejecer.

La piel, el órgano más grande del cuerpo, también comienza a sufrir de
desnutrición. En consecuencia, puede perder alguna de su elasticidad,
cambiar su color natural, tornarse seca y dura, así como desarrollar
manchas que consisten de productos de desecho metabólico. En esta etapa,
el aspecto negativo del envejecimiento se vuelve visible en el exterior. Por
lo tanto, es bastante obvio que el envejecimiento externo, resultado de un
metabolismo celular defectuoso, primero sucede en el interior del cuerpo.
Las principales causas del metabolismo celular ineficiente son las
funciones digestivas y hepáticas débiles. Ambas funciones se mejoran
dramáticamente cuando todos los cálculos biliares en el hígado y la
vesícula son eliminados y otras sustancias tóxicas son removidas de los
órganos, tejidos y células, a través de simples métodos de limpieza.

Tan pronto como las células comienzan a desechar su ‘piel negra’ (un resultado natural de la limpieza), la absorción de oxígeno, nutrientes y agua aumenta, y a su vez, la eficiencia y vitalidad celular. A medida que la digestión y el metabolismo continúan recuperándose, en lugar de sentirse viejas y cansadas, de nueva cuenta las células se tornan jóvenes y dinámicas. Es aquí cuando el proceso real del envejecimiento se detiene y se retrocede, y cuando los aspecto positivos del envejecimiento comienzan a predominar.

Belleza Interna y Externa

Los resultados de la mejora constante del metabolismo celular afectarán sus sentimientos de autoestima tanto como se vean en el exterior. La gente mayor se ve radiante y juvenil cuando son verdaderamente saludables. La gente joven puede verse avejentada si sus cuerpos están llenos de toxinas y están cansados. Naturalmente, si usted quiere alcanzar la belleza exterior, primero debe desarrollar su belleza interior.

Si su cuerpo ha acumulado muchos desechos no será capaz de
inspirarle un sentido de belleza y valor. Todavía hay grupos de indígenas
viviendo en remotas partes del mundo que aún disfrutan de una perfecta
salud y vitalidad. Lo logran purgando sus hígados e intestinos con aceites,
hierbas y líquidos. Estas prácticas se han perdido en las sociedades
modernas, donde el énfasis es el mejorar la apariencia física superficial y,
en el caso de enfermedad, remediando sus síntomas más que eliminando
las causas.

Aquéllos quienes han llevado a cabo una serie de limpiezas hepáticas
mencionan que se sienten mucho mejor con su cuerpo, su vida y su medio
ambiente. En muchos casos, la autoestima de la persona, y la habilidad
para apreciar a otros se mejora a medida que el cuerpo incrementa su
purificación. La limpieza hepática puede contribuir en gran manera a
desarrollar su vitalidad y belleza interior. Esto no sólo detendrá su proceso
de envejecimiento, sino que le hará sentirse más juvenil y atractivo, sin
importar su edad.

Mejora en la Salud Emocional

La limpieza hepática tiene implicaciones directas en la forma como
usted se siente sobre usted mismo y sobre otros. Bajo el asedio del estrés,
usted tiende a irritarse, a molestarse, a frustrarse, o incluso a volverse
iracundo. La mayoría de la gente supone que el estrés tiene algo que ver
con los problemas externos con los que se encuentran en su vida. Esto es
sólo parcialmente correcto. Nuestra respuesta a ciertos eventos,
situaciones o gente, se vuelve negativa porque no podemos enfrentarnos a
ellos.

El hígado, que mantiene las funciones del sistema nervioso al proveerlo
de nutrientes vitales, también determina nuestra respuesta al estrés. Los
cálculos biliares impiden la correcta distribución de nutrientes, lo que
obliga al cuerpo a tomar varias medidas de emergencia, incluyendo la
excesiva secreción de hormonas de estrés. Ésta medida de primeros
auxilios ayuda, por poco tiempo, a mantener las funciones del cuerpo, pero
tarde que temprano, el equilibrio del cuerpo se perjudica y el sistema
nervioso se altera.

Dado este estado de desequilibrio, cualquier presión
externa o desafío puede detonar una respuesta exagerada de estrés, lo que
en su momento, le dará la sensación de sentirse estresado o sobrecargado.
Nuestra salud emocional esta íntimamente ligada a nuestra salud física.
El limpiar al hígado y el mantenerlo limpio ayuda a mantener nuestro
equilibrio emocional. Al remover los cálculos biliares usted también
remueve cualquier sentimiento reprimido de ira y resentimiento que
pudiera haber albergado por largo tiempo. Este alivio de dejar ir al pasado
y situaciones no resueltas, le crearán una nueva sensación de plenitud.
Este sentimiento de libertad y euforia experimentados casi inmediatamente
después de una limpieza hepática le muestra lo que le espera una vez que
su hígado haya sido limpiado por completo.

Claridad Mental y Mejora en la Creatividad

Claridad mental, la retención de memoria, la creatividad y la habilidad
para concentrarse y enfocar la atención dependen de que tan bien
alimentados estén el cerebro y el sistema nervioso. Un sistema circulatorio
inefectivo tiene un efecto de supresión y pesadumbre en todos los
procesos mentales. Esto, a su vez, aumenta el estrés y la tensión en el
sistema nervioso.

Con cada nueva limpieza hepática que usted realice, notará una mejora continua en sus facultades mentales. Mucha gente reporta que su mente se torna más relajada y menos confusa. Otros reportan un repentino flujo de ideas que les han ayudado a mejorar su desempeño en el trabajo y sus contribuciones creativas. Los artistas generalmente notan que hay una apertura a una nueva dimensión en sus expresiones creativas, incluyendo la percepción del color, forma y figuras.

Aquellos involucrados en técnicas de crecimiento espiritual o auto
ayuda notaran que la eliminación de los cálculos biliares en el hígado les ayudaran a alcanzar áreas mas profundas y recónditas en ellos mismos y
usarán más su potencial mental. La limpieza hepática específicamente
ayuda a balancear el chakra del plexo solar. El plexo solar representa el
centro de energía en el cuerpo que se encarga de la voluntad, la absorción
y distribución de energía, así como de las funciones del hígado, la
vesícula, el estómago, el páncreas y el bazo. Esta parte central del cuerpo
y las emociones se vuelve más cómoda después de una serie de limpiezas
hepáticas.

Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here